libro

Se concretó en San Justo el Primer Encuentro de Cabañeros Santafesinos

En el primer encuentro de la Cámara de Cabañas Santafesinas de Ganado, se analizaron los caminos para una mayor profesionalización de la actividad, potenciando su crecimiento y desarrollo.

Se concretó en San Justo el Primer Encuentro de Cabañeros Santafesinos

Según los organizadores, el foco estuvo en brindar herramientas y conocimientos relacionados con los aspectos fundamentales de la cría de bovinos: razas, genética, biotecnologías reproductivas, nutrición, sanidad, amanse, marcación y presentación.

El evento tuvo la particularidad de desdoblarse en una primera jornada virtual y otra presencial. Allí, la pista de la rural sanjustina pudo albergar un inédito evento en el que destacados panelistas realizaron demostraciones sin precedentes ante una tribuna que, protocolo mediante, no quiso perderse nada.

En la apertura, el titular de la entidad Adrián Barrau, agradeció a quienes apoyaron el evento, y analizó que la ganadería a veces tiene precios más bajos o más altos, y que sus ciclos son muy largos.

«Yo creo que esta vez está más estabilizada la actividad, hay una demanda internacional imparable de carne: China (y otros países) se están llevando todo. Cuando uno sale del país y dice que es de Argentina, inmediatamente nos asocian con Maradona y con la carne vacuna».

Barrau enfatizó que desafíos siempre hay y siempre habrá, por lo que ha «hay que tratar de mantenerse activo. En este país, seguir trabajando en una actividad que a uno le gusta es todo un tema, no es sencillo. Pero si uno se establece objetivos comunes y hay gente que sea proactiva a esos objetivos, de la mano de las Asociaciones y de los gobiernos provinciales, eso es posible».


Santa Fe, una «importadora» de terneros

A su turno, el secretario de Agroalimentos del Ministerio de la Producción Jorge Torelli, manifestó que «nosotros estamos pensando mucho en el norte provincial, que es donde están nuestros rodeos de cría; y sabemos que en el sur están los establecimientos de engorde. Pero tenemos claro que Santa Fe es una provincia importadora de terneros, que llegan de otras provincias, y eso es lo que queremos desarrollar: mejorar los índices productivos en el norte de la provincia, pero para eso necesitamos una base genética (en la que hoy estamos dando un gran paso), y la base del manejo nutricional reproductivo y sanitario, que es una de las cosas que pretendemos mostrar desde nuestros Centros Operativos Experimentales, ya sea desde Tacuarendí como Las Gamas, y desarrollar toda nuestra potencialidad como provincia».


Torelli destacó un dato no menor, que en 2020 el 44 % de las exportaciones de carne bovina argentina tuvieron origen en la provincia de Santa Fe.

Consultado sobre el lanzamiento de un plan ganadero, adelantó que se va a basar en gran medida en la extensión a través de los colegas veterinarios y agrónomos y con apoyo crediticio. En este sentido, contó que están poniendo a punto unas líneas del Nuevo Banco de Santa Fe, con el Banco Nación, y con programas nacionales que se van a ir implementando, que van a bajar dinero con una tasa de interés «que no se lleven puesto el campo».

Agenda ganadera

El evento se inició con Martín Allasia y Sebastián Daoud, quienes dieron una clase magistral de problemas podales bovinos (en las patas). Para ello, se montó un corral en la pista, donde pudieron trabajar con un vacuno explicando las correcciones que permiten evitar problemas mayores para los criadores. Más tarde, el productor y asesor genético Guillermo Gallo habló sobre amanse y preparación de los animales para sacarlos a la pista.

Pasión y equilibrio

Sin lugar a dudas que la charla final fue el plato fuerte del evento. El analista ganadero y jurado internacional Carlos Ojea Rullán llegó para analizar los desafíos para la actividad y realizar una demostración en la pista de los criterios de una jura ganadera.

En este sentido, arrancó haciendo hincapié en la «responsabilidad moral» de alimentar al mundo. «Los alimentos son una necesidad fundamental en la vida de los seres humanos y la carne es uno de los más buscados. Los números de la población mundial siguen en franco crecimiento y por ende la demanda de alimentos», opinó. «Sin duda que nuestra región tiene un gran potencial de crecimiento sobre todo en las zonas más marginales o menos tecnificadas, cuya tasa de extracción es aún baja y la búsqueda en la consistencia de la calidad del producto tiene mucho camino por recorrer», agregó.

Según el especialista, la ganadería debe ser flexible y sobre todo equilibrada. Adaptada a cada medio ambiente, por lo que no hay reglas universales, aunque sí factores comunes innegables, «tales como la fertilidad, la funcionalidad, la adaptación, la calidad de la carne, la productividad, la rentabilidad y el bienestar animal. La clave pasa por el destete precoz, fundamentalmente para poder aumentar ese porcentaje de preñez, aunque para eso, es fundamental contar con crédito«.

Fuente: Federico Aguer/Campolitoral

Compartir en las redes